miércoles, noviembre 16, 2005

Oda a un copo peludo


Copito, cómo habrá sido el día en que abriste tus ojos rojizos
cuando dijiste Garrrrrrr por primera vez
y mamá te despreció por ser un blancucho

Copito, recuerdo esos días en que corrías solitario por el zoo de Barcelona,
tratando de hacer amigos pero los otros simios preferían saltar y no reflexionar en un rincón como tú.

Copito, qué habrás pensado en esos días, que con una rama entre tus dientes ideabas la manera de teñirte los pelos, y ser uno más de los apes del lugar.

Copito, y ese último día em el zoo, cuando tus ojos cansados y arrugados decían adios al lugar donde los humanos te amaron más que tus hermanos.

Adiós prolífico padre de 21 primates

Adiós simio mayor de las ligas albas

Un homenaje para tí a días de cumplirse tu segundo aniversario.

1 comentario:

DonPepon dijo...

Que se vea el gori gori aprecio
Fiesta el el techo
24 de nov
No te olvidaremos